domingo, 6 de enero de 2013

Ensalada de foie y lentejas y ¡ Arriba los corazones!


    Que este año ha sido una ****** es algo que difícilmente se puede negar. Pero ahora es el momento de la siguiente obviedad, en la vida no todo es blanco o negro, y el gris es aburrido por muy elegante que pueda parecer. En tu mano está dar un poco de color.


  Parece increíble lo que podrás conseguir con una buena comida. La cocina es una suerte de alquimia que sorprende a los ajenos y encanta a los propios, no pierdas la ocasión de tener el mundo en tus manos aunque sea uno pequeño y durante unos minutos.



  Perdón por este momento Paulo Coelho, pero es lo que tiene la resaca de navidad, ataques de espiritualidad (o ñoñería, según se mire) insospechados en los más descreídos.
  Todos tenemos la capacidad de regalar un plato que dé calidez a algo más que al aparato digestivo, no necesita ser complicado ni caro, basta con que denote tu interés.


  Ejemplo práctico:
    De pizza congelada para microondas en su plástico sobre la mesa de café con un rollo de papel de cocina como acompañamiento a la misma pizza en una fuente bonita con tomate natural troceado, calabacín y berenjena en dados y rodajas de queso de cabra gratinado por encima con una ensalada deliciosa y en una mesa con mantel, verás que lo que alimenta no es precisamente la comida.
   Por eso, dedicar unos minutos a que todo tenga el mejor aspecto posible no es tan solo un ejercicio de generosidad sino de dignidad también.


   Hoy os propongo una ensalada contundente, fácil, elegante  y que es una de las recetas a la vez más sencillas y resultonas que conozco. Puedes utilizar aros de emplatar para conseguir además de una presentación agradable una degustación aún mejor.

Ensalada templada de foie y lentejas (4 p)

    300 ml de puré de lentejas no muy espeso (vale reciclar)
    200 gr de  foie de pato cortado en rodajas gruesas (1.5 cm)
    1 paquete de rúcula o ensalada mezclum
    4 rebanadas de pan de molde blanco rico (multicereales, avena, mediterráneo)
    aceite, vinagre y sal.
       En un cuenco aparte aliñar ligeramente la ensalada.
       Tostar ligeramente las rebanadas de pan.
       Mientras en una plancha bien caliente y sin nada de grasa dorar las rodajas de foie.
       Poner en la base una rebanada de pan, cubrir con la ensalada bien escurrida, poner sobre ella el foie caliente y napar con la salsa de lentejas caliente.  Servir inmediatamente.

******Alhaja se escribe con H ;)
   

    
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado cuéntamelo, prometo no arañarte...